Sk-5

Quinta entrada sobre la grabación del disco de Bradien + Eduard Escoffet

Hace unos 10 años atrás un amigo llegó del trabajo con un casiotone Sk-5 que estaba abandonado en un rincón. Al principio no sabíamos que podía samplear y, usando pilas, mantener en su pequeña memoria cuatro samples a 8 bits. Desde aquellos años hasta ahora ha ido perdiendo algunas teclas, rodado por las jam más humeantes y haciéndome flipar con los samples únicos que se pueden conseguir.
Con Bradien lo he utilizado de dos maneras básicas: cogiendo muestras de manera aleatoria desde un player o Spotify y así conseguir la base  de un par de canciones, o bien utilizando los bancos de sonido amados/odiados de los casiotone pasados por una cadena de pedales de efecto. Claro, esto ha generado pequeños tira y afloja con nuestro productor, al que le resultaba muy muy difícil conseguir pulir el sonido lo-fi que yo adoro.

Publicado por Pope